¿Por qué debes declarar tus impuestos independientemente de tu situación migratoria?

Ya sea que te hayas mudado recientemente a los Estados Unidos o hace mucho tiempo atrás, si has percibido algún tipo de ingreso, en efectivo o en cheque, debes reportarlo al IRS independientemente de tu estatus migratorio.

Ha llegado la época del año en donde todos los contribuyentes que vivimos en los Estados Unidos debemos declarar nuestros impuestos, incluidos los no residentes. Aunque muchas veces es más fácil presionar el botón de “omitir”, cambiar de canal o pasar la página, aun algunas preguntas resuenan en nuestra mente: “No tengo un número de seguro social, ¿debería aun así presentar mi declaración de impuestos?”, “¿Me afectaría negativamente dar toda mi información al IRS?”, “¿Hay algún beneficio en declarar mis impuestos?”, “Si declaro mis impuestos, ¿cuáles son los pasos adecuados para hacerlo?”.

No he formalizado mi estatus migratorio en los Estados Unidos. ¿Me afectaría de manera negativa si declaro mis impuestos?

No hay nada que temer al declarar tus impuestos correctamente y a tiempo. El Código de Rentas Internas (IRS) establece que la información en tu declaración de impuestos debe permanecer confidencial y no debe ser compartida con nadie, incluyendo algunas entidades gubernamentales, salvo en algunas excepciones. Siguiendo los principios establecidos en esta ley, la Carta de los Derechos del Contribuyente también establece que cada contribuyente, sin importar su situación de inmigración, tiene derecho a la privacidad. Esto significa que cuando declaras tus impuestos, el Servicio de Rentas Internas (IRS) no investigará más de lo necesario. Al declarar tus impuestos estás cumpliendo con la ley, y como bien sabemos, en cualquier aspecto de la vida nos va mejor y dormimos tranquilos cuando estamos cumplimiento la ley, o en este caso con el IRS.

¿Cuáles son los beneficios si decido declarar mis impuestos?

Hay muchos beneficios para los que puedes calificar. Digamos que eres un empleado y que a través del año pagaste impuestos. Muchas veces sucede que se nos retiene más de lo que debemos. La única forma que se nos devuelva lo que merecemos es presentando nuestra declaración de impuestos. También hay algunos créditos tributarios de los que te puedes beneficiar sin importar tu situación de inmigración.  Por ejemplo, para el año fiscal 2021, el crédito tributario por hijos (CTC, por sus siglas en inglés) tiene un valor de hasta $3,000 por cada hijo que califique mayor de 6 años y hasta $3,600 por cada hijo menor de 6 años que califique. Las familias con hijos de 17 años o menos son elegibles para este crédito. Además, todo el crédito es totalmente reembolsable para el 2021.  Un crédito tributario reembolsable puede darte un reembolso de impuestos incluso si no debes nada de impuestos.

Puede que ya estés recibiendo los pagos mensuales anticipados de hasta $300 por cada hijo menor de 6 años y de hasta $250 al mes por cada hijo mayor de 6 años. En lugar de obtener este crédito como parte de tu reembolso en el 2022, estos pagos son enviados por adelantado y representan una parte del monto total del crédito tributario por hijos del 2021, así que recuerda tu crédito tributario por hijos y tu reembolso pueden ser menores cuando presentes tu declaración de impuestos.

Aunque este crédito requiere que el hijo tenga un número de seguro social, tú como contribuyente puedes reclamarlo aunque no seas elegible para obtener un número de seguro social, siempre y cuando hayas obtenido un Número de Identificación del Contribuyente (ITIN) dado por el IRS antes de la fecha límite para declarar tus impuestos. Otro requisito para obtener este crédito es que debes haber vivido en tu residencia principal dentro de los Estados Unidos por más de la mitad del año.

Dos créditos de los cuales te puedes beneficiar, incluso si ni tú ni tu dependiente son elegibles para obtener un número de seguro social, son el nuevo crédito para otros dependientes de hasta $500 y el crédito de oportunidad americana, que es de hasta $2,500 por estudiante elegible. Necesitas tener un ITIN para reclamar estos créditos

Otro de los beneficios de declarar tus impuestos sin importar tu estatus migratorio va más allá de los beneficios tributarios. Si tienes la intención de comenzar un proceso de naturalización para convertirte en un residente permanente, uno de los requisitos es poder demostrar que durante un periodo determinado por la ley de inmigración has sido una persona de buen carácter moral. Una de las formas de comprobar que cumples con dicho requisito es mostrando evidencia de que has declarado tus impuestos correctamente y a tiempo.

No tengo un número de seguro social ¿Qué pasos debo dar para poder declarar mis impuestos?

El IRS requiere que cada declaración de impuestos se presente con un número de identificación personal. La mayoría de los contribuyentes pueden utilizar su número de seguro social con este fin. Pero ¿qué tal si no eres elegible para obtener un número de seguro social? Reconociendo esta situación, desde 1996 el IRS ha estado emitiendo un número de identificación personal para impuestos (ITINs) para que las personas que no son elegibles para obtener un número de seguro social puedan declarar sus impuestos. Este número se solicita a través del formulario W-7, el cual toma aproximadamente entre 6-10 semanas en ser procesado.  Si aún no cuentas con tu ITIN, no te preocupes, el IRS te permite enviar tu declaración de impuestos simultáneamente con tu formulario W-7, junto con la documentación que confirma tu identidad. Esto resulta muy conveniente para aquellos que les toca declarar sus impuestos por primera vez.

Otro paso muy importante es contar con la documentación necesaria para poder sustentar el ingreso y los gastos que reclames en tu declaración de impuestos.  La mayoría de estos documentos serán provistos por tu empleador, institución financiera o en algunos casos por el mismo gobierno. Solo asegúrate de guardarlos bien y tenerlos a la mano cuando declares tus impuestos.

Comparte esta información